Rincón onírico diario

La parálisis de mi demiurgo interno,
posado perezoso en su propia baba de caracol,
no hubiera terminado sin la magia,
sin la energía equivalente a tres sollozos de sol.
Apliqué las variables temporales,
de las hojas hastiadas y otoñales,
que tardan en caer mientras escribo.
y yaceré cada día un rato ,postrado , con mi cabeza,
en los versos de color de la pantalla ,
y mis manos en la letra, hasta que muera. 
Anuncios

Acerca de fonollosa

olé y olé
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s