Reencuentro

Anoche mi alma se alimentaba de la pulpa podrida del amanecer,
mientras tus herbales ojos eran azotados por los minutos perdidos,
y te vi feliz y tu alegría cortó el grueso hilo que tejí ,la áspera cuerda
donde nos colgamos todos los poetas.
Anoche tus pudorosas manos ni siquiera sudaron al contacto de mi piel,
y la fría distancia se tornó vitalidad , y me hiciste sonreir , comprender
cuales son los tonos bemoles, para cambiar mi parecer. 
Anuncios

Acerca de fonollosa

olé y olé
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s